Skip to content
Cuchillos de Cocina VIP

Tablas para corte

Tablas para picar

Las tablas de cortar o también conocidas como tablas para picar, sirven como una superficie plana y segura para cortar de forma eficiente y sin sobresaltos, son el acompañante por excelencia de los cuchillos porque una buena tabla de cortar puede alargar la vida útil del filo del cuchillo. Es por eso que dentro de las recomendaciones para el cuidado de los cuchillos se recomienda tener una buena tabla de cortar.

También son muy útiles para mantener la limpieza del espacio de trabajo y delimita las regiones donde se realizarán las cortes para fomentar el orden de la cocina.

Por su parte, las tablas de cortar tienen un código de color particular según el alimento que se corta en las mismas. Esto se hace con la finalidad de evitar cualquier tipo de contaminación cruzada entre los alimentos y además, aleja la mezcla de olores y sabores entre ellos.

Clasificación de las tablas para picar según su color

Entonces, el uso por sus colores es el siguiente:

Color Amarillo

Las tablas de color amarillo son usadas para carnes blancas.

Color azul

Las de color azul se utilizan para cortar pescados.

Color verde

Las tablas de cortar en color verde sirven para frutas y verduras

Color rojo

Las de color rojo son utilizadas para el corte de las carnes rojas.

Color marrón

Las de color marrón se emplean para cortar las carnes cocinadas

Color blanco

Y finalmente, las tablas de color blanco se usan para cortar pastas, panes y quesos.

Es evidente que los colores buscan ser intuitivos y fáciles de asociar con el alimento para el que está destinado la tabla.

Para el uso doméstico puede ser suficiente el empleo de solo dos tablas para cortar, una para carnes y pescados y otra para el resto de los alimentos.

Sin embargo, existe otra forma de categorizar las tablas de cortar, es por el material del que están hechas. En este sentido hay dos que resaltan: las tablas de cortar madera y las de polietileno.

Tablas de cortar de madera

Las tablas de cortar de madera de buena calidad son muy útiles y duraderas ya que son mucho más resistentes al paso del tiempo. A pesar de lo anterior, su superficie porosa hace que puedan acumular bacterias o incluso, dejar rastros de la tabla en los alimentos. Además, son más pesadas y difíciles de transportar, pero precisamente su densidad las hace soportar mejor los golpes y funcionan como mejor superficie.

Tablas de cortar de plástico

En el otro caso, las tablas de cortar de plástico o polietileno son sumamente confiables porque no es un material poroso y en términos de higiene son destacables, asimismo, son más sencillas de lavar y más cómodas de cargar, además, son más livianas y la estética son parte de ellas porque son de distintos colores, permitiendo ser parte de la decoración de la cocina.

Sin embargo, no son tan duraderas como las de madera y también pueden resultar un poco ineficientes al momento de absorber los golpes, sobre todo, cuando se cortan grandes piezas de carne que ameritan de un mayor esfuerzo.

Sin dudas, comprar una tabla de cortar depende mucho del criterio propio y lo que se necesite. Pero, es importante escogerla correctamente para cuidar los cuchillos y alargar su tiempo de vida, así como, para hacer más cómodo todo el proceso de cortar alimentos y protegerlos contra bacterias y otros tipos de suciedad.

Asimismo, las tablas de cortar no son el único utensilio de cocina en el que el material de fabricación es importante. Como es de esperarse, el material de fabricación de los cuchillos también es pieza clave para medir su calidad, un acero de primer nivel junto a buenas técnicas de fabricación son la combinación para conseguir una hoja ideal.

Además, un buen diseño del mango junto a una materia prima de calidad da como resultado un cuchillo cómodo.